... doce casas unifamiliares tengan dos contenedores en cada extremo de la calle y toda una avenida, con seis fincas de cuarenta pisos cada una de media, no tenga ninguno.

 

Y no solo eso: tanto que se llenaba la boca con palabras como “sostenibilidad”, “reciclaje” o “medio ambiente” durante la campaña, tal vez convendría que diera un paseo por este barrio nuevo (“modelo de viabilidad”, nos dijo) y hiciese una lista de todos los contenedores de residuos orgánicos, papel o cristal que hay. Ninguno.

 

No comparto la actitud de algunos vecinos que, como protesta, dejan las basuras en medio de la calle, y así se lo he hecho saber. Esta, no obstante, no es mi labor: es usted quien, como alcalde, debería preocuparse por el deterioro del civismo al ver como sus conciudadanos, gente joven que acaba de instalarse con toda la ilusión...