¿CORRECCIÓN O REDACCIÓN?

 

La diferencia básica radica en el resultado: si se solicita la CORRECCIÓN  de un documento, se devolverá el mismo indicando los posibles errores lingüísticos (ortográficos, gramaticales, sintácticos, etc.).

 

También, si así se manifiesta, podemos hacer una evaluación del documento y de su contenido (forma y fondo) en relación a la finalidad prevista. Se trataría de valorar la idoneidad del documento.

 

Con la REDACCIÓN no solo se corrige y, en su caso, se evalúa el documento sino que, además, se elabora una propuesta alternativa; puede encargarnos la elaboración de un documento totalmente nuevo o bien remitirnos un documento (siempre que la lengua original sea alguna de las mencionadas en el espacio TRADUCCIÓN) para que se hagan en el mismo las enmiendas correspondientes.

 

¿Todavía no lo tiene claro? ¿No es exactamente lo que desea?

 

No se preocupe: envíenos un correo solicitando más información y nos pondremos en contacto.

 

ACTUALIZACIÓN

 

Le permite poner al día todos los documentos de uso habitual en su empresa. Consiste en una labor inicial de revisión de las plantillas y los escritos básicos que utiliza, comprobando la corrección gramatical y la adecuación a la finalidad prevista y, en una segunda fase, la elaboración de sugerencias de corrección y mejora.

 

Se pueden crear documentos base (cartas, facturas, notas, etc.), adaptar aquellos que ya se utilizan (cambios en las referencias legales, inclusión de otras lenguas, etc.) y diseñar otros, cuando resulten necesarios.

 

El resultado debe ser una documentación con estilo, elegante, sobria y coherente con la imagen de la empresa o el despacho.